Imágenes adjuntas: 2

ACELERADORAS VS INCUBADORAS: QUE NECESITAN SABER LAS START-UPS

05 Mar 2017

Para las primeras etapas de las empresas nacientes o Startups, las aceleradoras e incubadoras ofrecen grandes formas de hacer crecer el negocio y poder desarrollar todas las actividades para completar un proceso exitoso de creación de las mismas.

 

 Aquí están algunas de las diferencias clave entre una incubadora y una aceleradora startups para que puedas tener claridad de cómo llevar adelante tu proyecto de innovación.

Los términos “aceleradora” e “incubadora” son a menudo asumidas como el mismo concepto. Sin embargo, hay algunas claves que los primeros fundadores de startups deberían tener en cuenta, en una etapa de planificación o en etapa de crecimiento del emprendimiento.

Aceleradoras e incubadoras ofrecen a los emprendedores buenas oportunidades en sus primeras fases. Los creadores o “fundadores” de las mismas reciben ayuda para que su negocio crezca y mejoren sus chances de atraer a las mejores empresas que puedan invertir en su startups en algún punto. Igualmente, los programas tienen diferentes encuadres para el éxito.

Comencemos observando las metas de cada uno de estos programas. Las aceleradoras “aceleran” el crecimiento de una compañía ya existente, mientras las incubadoras “incuban” ideas con la esperanza de construir modelos de negocios y compañías.

Entonces, las aceleradoras se enfocan en escalar hacia la cima con un negocio, mientras las incubadoras a menudo sólo se enfocan en la innovación.

Aceleradoras

Una de las grandes diferencias se encuentra en cómo están estructurados programas individuales. Los programas de las aceleradoras usualmente tienen un espacio de tiempo, en el cual las compañías individuales gastan en cualquier lugar, desde un par de semanas hasta algunos meses en trabajar con un grupo de mentores para construir su negocio y evadir problemas que puedan ocurrir en el camino.

Las aceleradoras comienzan con un proceso de aplicaciones, pero los mejores programas son típicamente muy selectivos. Las compañías reciben una inversión “semilla”, y acceso a una gran red mentora, a cambio de una pequeña cantidad de dinero. La red mentora, típicamente compuesta de startups ejecutivas e inversores externos, es a menudo el mayor valor para prospectos de compañías.

Incubadoras

Las incubadoras comienzan con compañías que pueden estar en sus primeras etapas del proceso y no operan con un cronograma establecido. Si una aceleradora es como un invernadero para plantas jóvenes, para obtener óptimas condiciones en su crecimiento, una incubadora mezcla semillas de calidad con el mejor suelo para su crecimiento y desarrollo.

Mientras hay algunas incubadoras independientes, también pueden tener sponsors como entidades gubernamentales, y grandes corporaciones, entre otras.

Dependiendo del grupo, una incubadora puede enfocarse en un mercado específico o vertical. Por ejemplo, una incubadora que tiene un Hospital como sponsor puede que sólo esté buscando startups tecnológicas de salud.

En la mayoría de los casos, las startups aceptadas en programas de incubadoras se reubican en otra área geográfica específica para trabajar con otras compañías en la incubadora. Una típica incubadora ha compartido espacio en un ambiente de coworking, en un programa de contrato mes a mes y algunas conexiones con las comunidades locales.

Algunas aceleradoras ofrecen un espacio coworking, pero la mayoría proveen a las compañías con oficinas privadas. Ambas incubadoras y aceleradoras ofrecen una gran oportunidad para ayudar a jóvenes compañías e ideas para startups a dirigirse por buen camino, pero depende de cada uno donde necesites comenzar.





Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta