Imágenes adjuntas: 2

Conoce a los que juegan trabajando

14 Nov 2016

En AETTI Hub nos complace darle la bienvenida a los nuevos integrantes del laboratorio de artes creativas y video juegos Creativa

En AETTI Hub nos complace darle la bienvenida a los nuevos integrantes del laboratorio de artes creativas y video juegos Creativa.

El grupo de emprendedores con afición a los videojuegos se conoció en la Global Game Jam 2016 que estaba a cargo de Franco Nieto, el anterior director del laboratorio que recordamos en AETTI con mucho cariño. En ese evento tuvieron la suerte de trabajar en equipo y encontrar que tenían en común las ganas de poder vivir de la creación y esto lo llevo a que en Julio de este año se juntaran para el proyecto del  videojuego la Historia Argentina el que presentaron para un concurso y desde ese entonces se convirtieron en un verdadero grupo de trabajo.

El equipo que se ha formado comenzó con las artes gráficas de manera autodidacta y trabajando como colaboradores de diferentes proyectos que los llevaron a dedicarse por completo. El equipo está compuesto por cuatro integrantes, en donde destacamos al director del laboratorio Enrique Federico García, el cual tendrá la labor de gestionar a Benjamín, Gabriel y Rodolfo para llevar a cabo los nuevos proyectos de creación audiovisual.

Rodolfo Paz nos cuento que comenzó como colaborador diseñando personajes para un videojuego en el año 2014 y Junto a otro amigo realizó un juego de cartas con la idea de hacerlo digital y además incursionó en los videojuegos en Tucumán a través de la GameJam Tucumán en 2015, donde un amigo lo invita a través de las redes sociales y de esta forma se convirtió en el diseñador gráfico del grupo.

Para Gabriel Avellaneda la vida está siempre ligada a los videojuegos. Desde chico le gustaba jugar y quería hacer juegos. Cursaba la facultad y empezó a incursionarse en este tema por su cuenta, y ya sabiendo programar hizo su primer juego en C y C++ 2010. En 2012 conoce Unity (programa para hacer juegos) y empieza a hacer juegos en 3D hasta hoy en día, programando y programando.

La historia de Benjamín Vásquez se puede definir como una historia larguísima. Comenzó en el secundario con gráficos 3D gracias al dibujo técnico. Entonces pensó que divertido sería poder jugar y vivir de los juegos donde partió editando los niveles para el Counter Strike en el 20012 y conoce la tecnología  Blender que le permitió modelar y animar personajes y desde ese entonces se fue perfeccionando hasta hoy en día.

La historia del director del laboratorio es muy similar y partió a muy temprana edad, nos cuenta que empezó a desarrollar videojuegos desde los 12 años, al tener mi primera PC, la que el quería usar para hacer algo productivo y se puso a investigar y de esa forma descubrió un programa para hacer juegos RPG, los cuales diseñaba para los  amigos. Desde ese entonces que hace juegos de peleas (MUGEN), de árcade (GameMaker), hasta hoy en día utilizando  Unity (3D y 2D).

Le preguntamos al grupo, ¿se puede trabajar y vivir de los videojuegos?

Si se puede vivir de esto aunque en Argentina aunque sea un poco complicado. La documentación está mayormente en inglés y la cantidad de jugadores a nivel mundial predominan los de habla inglesa. El mercado nacional con respecto a los videojuegos no es muy común y es poco competitivo, la mayoría tiene desconfianza en comprar juegos, la tendencia es que estos se descarguen gratis de internet.

Sobre el mismo tema nos cuenta que para vivir de esto, hay dos opciones:

Una es trabajar de FreeLancer, diseñando personajes en 2D o modelos en 3D para otras empresas o contactando a empresas del Exterior para que los desarrollos se hagan en Argentina y se realicen los proyectos a cambio de un sueldo bajo el nombre de ellos.

La otra opción es realizar un juego en idioma ingles y lograr que se haga conocido y sea comprado por una empresa extranjera que lo publicara con sus redes de contactos.

¿De dónde toman las ideas para los videojuegos?

De nuestra cabeza contestaría cualquiera, pero realizar un videojuego es mucho más complicado que eso. Pero para poder tener ideas concretas, se necesita un proceso un poco más largo. Para comenzar el proceso nos juntamos en algún sitio tranquilo y empezamos con las ideas que todos tenemos y cuando se decide la idea central, se fija la estructura base y ahí vamos debatiendo para ver la mejor manera de representarla como un juego, en lo posible plasmándola en una carpeta o en un pizarrón.

Todo esto se realiza de la mano del GameDesigner que va uniendo las partes y acomodándolas para que el juego sea divertido. Pensamos y anotamos los elementos necesarios y los modos de jugarlo. Calculando el tiempo de desarrollo y distribuimos las tareas, todo bajo la metodología SUM para videojuegos.

No nos queda más que volver a felicitarlos por el nuevo desafío que están tomando en sus vidas y pondremos a disposición de ellos todas las herramientas que AETTI Hub tiene para ellos para que logren ser unos desarrolladores exitosos en el futuro.





Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta